Más que nunca, la tecnología está posicionada para apoyar la mejora de calidad. Desde herramientas para trabajadores conectados que mejoran la comunicación y el cumplimiento laboral estándar, hasta aplicaciones de Internet de las Cosas más avanzadas que monitorean activamente y reportan sobre las condiciones de la planta en tiempo real, las tecnologías de la Industria 4.0 están teniendo un impacto inmediato y enorme en los esfuerzos de gestión de calidad en muchas organizaciones. 

Pero la tecnología por sí sola no puede hacer todo el trabajo. Sin la cultura adecuada y el liderazgo para inspirar y apoyar esa cultura, los problemas de calidad persistirán. El camino hacia la Calidad 4.0 comienza con los operadores humanos y sus relaciones, como siempre ha sido. Cuando se le da prioridad, la línea operativa se convierte en un recurso invaluable en la utilización de estas nuevas herramientas para alcanzar un nuevo escalón de calidad. Mediante inspecciones más inteligentes, un plan de calidad digital y las tecnologías adecuadas, las empresas pueden obtener beneficios de valor agregado. Veamos lo que eso implica y cómo las organizaciones ya están trazando su propio camino a seguir.

Los Beneficios de la Calidad 4.0

BCG encuestó recientemente a ejecutivos y gerentes de calidad de 221 empresas en Alemania y los EE. UU. sobre el rol de la Calidad 4.0 en la mejora continua y lo que ellos percibieron como el mejor camino para lograr estos beneficios. La encuesta cubrió una variedad de industrias, y los fabricantes indicaron por un margen del 74% que la calidad 4.0 era importante en la cadena de valor, citando específicamente la importancia de la documentación en tiempo real, el análisis predictivo, los bucles de retroalimentación electrónica y los sensores físicos y el seguimiento de mejorar calidad.

Las aplicaciones que incluyen control de visión artificial, SOP digitales en una pantalla táctil para ensamblaje manual y calidad predictiva son los casos de uso más citados en la fabricación, junto con el análisis automático de la causa raíz, la comunicación de máquina a máquina y las simulaciones de procesos para identificar problemas potenciales.

Más del 60% de las empresas encuestadas dicen que la Calidad 4.0 jugará un papel importante en la mejora de las operaciones dentro de cinco años, pero solo el 16% dice que ha comenzado a implementarla y solo otro 20% ha comenzado el proceso de planificación. Entre los obstáculos citados se encuentra la falta de una hoja de ruta de transformación digital. Solo el 27% de las empresas encuestadas cree que han definido claramente sus objetivos de calidad, y solo el 14% siente que la organización en su conjunto está comprometida con apoyar el proceso. En resumen, muchas de esas organizaciones carecen de la cultura de calidad fundamental necesaria para hacer de la Calidad 4.0 una realidad.

Creando una Cultura que Abraza la Calidad

Una de las razones por las que las máquinas son tan importantes para la mejora de la calidad es que son imparciales. No dudan como lo hacen los operadores humanos cuando surge un problema de calidad. No se sienten incómodos al abordar el desempeño de otra persona. Este ha sido durante mucho tiempo uno de los obstáculos más importantes para la mejora de calidad. Es posible que los operadores humanos no se sientan obligados a reportar un problema o que no tengan la mentalidad de buscar problemas fuera de sus responsabilidades inmediatas.

La administración juega un papel importante aquí en el establecimiento de una cultura que alienta a todos los empleados a plantear todos los problemas cada vez que se encuentren. La gerencia fomenta y recompensa las nuevas ideas y el pensamiento innovador que podrían haber sido ignorados o pasados ​​por alto en el pasado. El objetivo es crear una cultura de mejora continua que permitirá que la tecnología haga su trabajo para eliminar los problemas que se han identificado.

Antes de que la Calidad 4.0 pueda implementarse de manera efectiva, es necesario abordar el elemento humano. Los elementos clave de una cultura de calidad exitosa incluyen:

  • El medio por el cual comunicar inquietudes a los supervisores y para que la administración comunique los cambios realizados para abordar estas inquietudes.
  • Sistemas mediante los cuales medir el impacto de los cambios realizados. Si se realiza una corrección, ¿cuál es el resultado de esa corrección y, a su vez, cómo afectó eso a la productividad, los gastos generales u otras métricas tangibles que tienen un impacto positivo en la organización?
  • Alentar a todos a preguntar “¿qué podemos hacer para evitar que ocurra este problema?” Al cambiar a un enfoque de abajo hacia arriba en el que todos los empleados están capacitados para abordar los problemas de calidad y hacerse cargo de su trabajo, la empresa actuará mucho más rápido.

Cómo la Cultura de la Calidad Apoya la Calidad 4.0

Para que la tecnología tenga un impacto, las personas que la utilizarán deben tener una mentalidad de mejora continua. Deben ser incentivados y alentados a actuar cuando ven un problema y emocionados de utilizar nuevas herramientas y tecnologías para hacerlo.

Las habilidades más importantes citadas por los encuestados cuyas empresas están implementando con éxito iniciativas de Calidad 4.0 fueron las habilidades blandas: comunicación, gestión del cambio, trabajo en equipo y liderazgo en general. Son personas que pueden capturar datos, evaluarlos y comunicar su valor a la organización en su conjunto.

BCG describe cinco acciones clave que las empresas pueden tomar mientras se preparan para la implementación de Calidad 4.0:

  1. Identifica los puntos débiles que la tecnología puede ayudarte a resolver.
  2. Identifica casos de uso prioritarios y ejecuta pruebas piloto para probar el impacto de las mejoras tecnológicas incrementales.
  3. Construye una hoja de ruta para el éxito basada en los resultados de estas pruebas.
  4. Establece la infraestructura TI necesaria para respaldar la nueva tecnología en la organización.
  5. Desarrolla las habilidades necesarias en tu equipo para implementar, administrar y analizar los datos de las nuevas tecnologías.
  6. Crea y fomenta una cultura de calidad en la que los empleados estén capacitados para comunicar sus preocupaciones, ser dueños de su trabajo en cada paso del proceso y cada miembro de la organización sea responsable.

Obtén más información sobre los beneficios inmediatos de un enfoque de calidad centrado en lo digital, y cómo puedes comenzar a construir una cultura que te respalde en tu organización en nuestro eBook, Cómo Acelerar la Mejora de Calidad a Través de Contención Digital